¿Qué nos ha dado la ciencia en 2016?

Hace apenas dos semanas nos embarcamos en un nuevo año, el 2017. No sabemos qué nos deparará, si estará lleno de descubrimientos científicos o si, definitivamente, destruiremos el planeta de alguna extraña manera. Mientras esperamos a ver qué pasa, os dejo con una pequeña recopilación de los hechos científicos más importantes del pasado 2016, porque sí, a parte de la enorme cantidad de personalidades que han fallecido este año (te echaremos de menos princesa Leia) también ha habido grandes momentos para la ciencia.

Captura de pantalla 2017-01-15 a las 17.54.44

1.     Detectan ondas gravitacionales

Tras años de espera, Advanced LIGO detectó unas ondas gravitacionales provenientes de la colisión de dos agujeros negros que ocurrió hace 1.300 millones de años. Estas ondas son una perturbación del espacio-tiempo producidas por cuerpos masivos a gran velocidad. Estas viajan a la velocidad de la luz, y fueron predichas por Einstein y su teoría de la relatividad en 1916. Nuestro querido científico no vivió para ver demostrada su teoría, pero 100 años después de que su ingenio lo predijera, la famosa teoría de la relatividad cumple su profecía.

Poder escuchar estos “susurros cósmicos” ha costado la friolera de 500 millones de dólares, pero gracias a esto tenemos una información muy valiosa, y estamos a un paso más de desentrañar el misterio de la formación del universo. Además podemos sentirnos orgullosos de que uno de los grupos implicados estaba dirigido por la española Alicia Sintes.

sdsdx

Ondas gravitacionales

 

2. Resultados del proyecto ExoMars

El proyecto ExoMars consiste en una serie de misiones relacionadas con el planeta rojo, Marte, impulsadas por la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Roscosmos ruso. Una de las misiones que se realizó con éxito fue lanzada desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán). El primer objetivo de la misión era llegar hasta Marte y soltar un orbitador que girase en la órbita del planeta. Este orbitador incluye la herramienta Trace Gas Orbiter (TGO) que permitirá estudiar el gas metano (CH4) que se detectó con anterioridad en diferentes regiones del planeta rojo, y poder ver si es de origen geológico o biológico (lo que daría pistas reveladoras sobre si existió vida en Marte o no).

exomars

Herramienta TGO del proyecto ExoMars

Una suerte mucho más negra sufrió uno de los módulos de otra misión, el Schiaparelli. Este módulo debía de aterrizar en la superficie planetaria, pero algo falló en el sistema de navegación e hizo que se precipitara hacia suelo marciano.

 

   3. Descubrimiento de un nuevo planeta habitable   cercano

Una de las grandes preocupaciones del ser humano es dónde vamos a vivir una vez exprimamos al máximo nuestro planeta. Por eso se emplean millones en buscar un nuevo lugar donde instalarnos. El pasado 2016 se descubrió el exoplaneta más cercano a la Tierra, Proxima b. Este planeta gira en torno a la estrella más contigua a la Tierra, Proxima Centauri. El exoplaneta presenta unas temperaturas que permitirían la existencia de agua líquida y además la distancia a la que está de su estrella le coloca dentro de la zona habitable.

Este planeta presenta una  serie de problemas. Uno de los más graves es que su velocidad de rotación y de traslación son iguales, por lo que siempre muestra el mismo lado a su estrella, lo que dificultaría el desarrollo de vida. Tampoco se ha podido ver si tiene una atmósfera o un campo electromagnético, pero es una opción más que interesante de cara a un futuro apocalíptico.

Proxima b

El exoplaneta Proxima b

 

    4. Avance en la edición genética

En este blog ya hemos hablado en diferentes ocasiones de la técnica CRISPR/Cas9, su descubrimiento y cómo funciona. Es una de las técnicas más prometedoras en el campo de la ingeniería genética. Es muy barata y tiene un nivel de especificidad muy elevado. Este “corta-pega” genético ya se ha empezado a usar en ensayos con humanos. Solo nos queda esperar qué nos depara el futuro con respecto a esta técnica.

 

  5.  El mínimo número de genes para sobrevivir

Hace seis años el equipo de Craig Venter, el biólogo que lideró la secuenciación del genoma humano, desarrollaron la primera bacteria sintética. El pasado mes de marzo, este mismo grupo publicó un artículo en la revista Science donde mostraban cómo diseñaron y crearon un organismo con el número mínimo de genes para sobrevivir. Según establecieron, el número exacto son 473 secuencias de ADN. Esto marca un hito importante en la historia de la biología.

 

      6. Revelada la causa de la muerte de Lucy

Para aquellos que no la conozcan, Lucy fue el nombre con el cual se bautizaron unos restos de homínidos de unos 3,2 millones de años encontrados en Etiopía en 1974. Estos restos son de suma importancia, ya que demuestran la relación entre los humanos actuales y los simios.

Un reciente estudio publicado en Nature desvela la causa de la muerte de nuestra querida antepasada, una caída mortal. Lucy cayó desde un árbol de 12 metros de altura, provocando su muerte. El estudio, además, revela los problemas que tenían nuestros antepasados a la hora de adaptarse al bipedismo. Estos estudios puede que nos aporten luz a la evolución humana.

Lucy

Lucy, Australopithecus afarensis

 

Está claro que 2016 ha sido un año de grandes descubrimientos, algunos que no están en la lista. Como por ejemplo el primer niño nacido con la técnica de los tres padres, también se ha determinado una nueva especie dentro de los homínidos, el Homo florensis. En el campo de la física, el CERN descartó la posibilidad de que exista una partícula más masiva que el bosón de Higgs. También hemos visto algunas crisis, como el aumento de afectados por el virus del zika. No nos podemos olvidar de la incertidumbre que nos deja la elección de Donald Trump como presidente de USA con respecto al cambio climático, ya que según él, no existe y es un invento de China para frenar el avance de las industrias americanas.

 

No sabemos qué nos depara el nuevo año, pero esperemos que como mínimo sea igual de fructuoso para la ciencia como lo ha sido este 2016. Hay que mirar hacia delante con esperanza, dar confianza a nuestros científicos y científicas para que nos guíen hacia un futuro mejor para todos los seres vivos de este planeta.

 

 

Referencias:

https://www.lanasa.net

http://www.nature.com

http://www.sciencemag.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.